El OVNI

OVNi

El domingo de ramos fue un día de hechos inexplicables, solo el comodín del espíritu santo o la ufología pueden explicarnos la irrupción del Mohamed Barro en el primer cuarto. Sus 10 puntos de valoración en 3 minutos en la pista con una colección de robos, mates, tapones  y defensas al límite convirtieron el polideportivo de Pumarin en el cabo de Trafalgar.

El equipo parecía dispuesto a tumbarse en las playas eternas de Conil y dejarse llevar por el viento de levante, el trabajo estaba hecho, estábamos en los play-off  cuando de repente este objeto volador no identificado partió en dos el partido. ¿Puede que sea Barro un representante de la quinta columna extraterrestre? ¿Estamos siendo invadidos? ¿Nos fumigan? Las explicaciones podemos encontrarlas en el conocido como “caso Conil” uno de los ejemplos más claros de “infiltrados” extraterrestres. El tema es escabroso y solo podemos acercarnos al él desde la perspectiva del materialismo histórico, para este dogma marxiano los extraterrestres son un claro ejemplo del proletariado intergaláctico, quizás por eso el PC gana las elecciones en Conil y su cabo de Trafalgar sea el lugar con más avistamientos de la península.

La existencia de la clase trabajadora es un dato objetivo, resultado de su relación con la propiedad de los medios de producción y también con la distribución de la renta. Es innegable que podemos reconocernos los unos a los otros, y que lo hacemos por un dato objetivo, nos define nuestro trabajo. Como si de una reunión de un grupo terapéutico se tratase, el bueno de Mohamed, se levantó, pidió la palabra y dijo: Yo soy el pivot titular de este equipo. Todos en el pabellón lo reconocimos. En ese reconocimiento hay mucho de identificarse con él y eso es un rasgo de una conciencia de clase.

El equipo siguió su estela, una cuestión de respeto al esfuerzo y reconocimiento de ese que se gana en el día a día en el tajo y le dio un repaso en toda regla a un Marin Peixe Galego sobrepasado por la categoría y un equipo en estado de gracia a pesar de la bajas de Victor Perez y Dos Anjos. Fue un triunfo coral,  lo que define a los equipos con aspiraciones a esta altura del campeonato, llegaremos tan lejos como el eslabón más débil de la cadena esté dispuesto a llegar.

En el último cuarto el equipo jugo para Barro y el reconocimiento se convirtió en conciencia de clase, todos queríamos que se llevara el MVP del partido y al final lo consiguió. Los puños en alto. El domingo de resurrección contra Palma será un buen momento para comprobar si ese ente abstracto puede ir más allá (escalofríos) y es capaz de echar a los mercaderes del templo o fue solo un espejismo y Mohamed erá un funcionario municipal que estaba cambiando el alumbrado de la calle Palmira Villa.

Domingo 18:00 Palma Air Europa – OCB en radioQk